Por el Tcnl C  Eduardo M. Stafforini

La historia de la última época de las Reservas en nuestro Ejército se caracterizó por lo irregular de su devenir, dependiendo casi exclusivamente de la voluntad del Comandante o Jefe de elemento que decidiera atender, educando y capacitando a los reservistas que, mediante las asociaciones civiles que los nuclean, se informaban de la
actividad programada.
Estas asociaciones, particularmente la Unión de Oficiales de la Reserva de las FFAA de la Nación (UNOR), solicitaban el curso, ejercicio o instrucción y cuando contaban con la anuencia de la autoridad de turno, se ocupaban de la difusión, inscripción y coordinación del evento acordado.

Fueron muy pocos los cursos que tuvieron regularidad en su ejecución y la mayoría de ellos se realizaron en Buenos
Aires.

En el año 2007, la Fuerza decide organizar el manejo del tema creando un DEPARTAMENTO RESERVAS inicialmente en el COTER (Comando de Operaciones Terrestres) , luego transferido a la DIRECCION GENERAL
DE ORGANIZACIÓN Y DOCTRINA. Este nuevo y decisivo elemento inicia su gestión en el año 2008 , bajo
la jefatura del entonces Cnl José Luis Figueroa, secundado por el Tcnl Faustino Mercadal e incorporando a partir
del mes de abril al Tcnl (Res) Eduardo Manuel Stafforini y al Cap (Res) Juan Carlos Ozarán.

Ante la carencia de una Ley de Reservas, la preocupación inicial radicó en ordenar un marco jurídico y reglamentario
lo más claro y preciso posible, imprescindible para la evolución del tema,

En este sentido, se tomó como base la legislación existente sobre Defensa, ya que en la mayor parte de ella hay alguna mención a las Reservas. Se consideró en cada uno de los instrumentos del plexo jurídico la referencia específica y a partir de allí se redactó una Directiva que, si bien no reemplaza la necesidad de una Ley, ha permitido
avanzar notablemente en el desarrollo de las Reservas.

Sería difícil enumerar las reuniones y acuerdos que, con las distintas áreas, se mantuvieron a fin de lograr la máxima
anuencia posible al Proyecto.

Finalmente, el 31OCT08, el JEFE DE ESTADO MAYOR GENERAL DEL EJERCITO emitió la Directiva 872/08
creando el SISTEMA DE RESERVAS DEL EJÉRCITO ARGENTINO (SIREA). Este Sistema se configura con la participación de un representante por cada una de las Áreas de la Fuerza con responsabilidad en el tema, actuando
la DIRECCIÓN GENERAL DE ORGANIZACIÓN Y DOCTRINA como cabeza del Sistema.

Esta Directiva ha posibilitado, mediante la organicidad de la convocatoria voluntaria, la creación de 15 Compañías Núcleo en todo el país. En ellas, sábado por medio, se educan regularmente centenares de reservistas
voluntarios de todas las jerarquías, quiénes – sin pedir nada a cambio – sustraen tiempo a su familia, trabajo o descanso para capacitarse en temas que hacen a la Defensa y a la Protección Civil de nuestros compatriotas.

En 2011, se han iniciado también, con mucho éxito, los Cursos de Formación de Oficiales de la Reserva (CUFOR)
en el COLEGIO MILITAR DE LA NACIÓN, en el LICEO MILITAR GRL PAZ de Córdoba y en el LICEO MILITAR GRL ARÁOZ DE LAMADRID en Tucumán, previéndose para el año 2015 su inicio en el LICEO MILITAR GRL BELGRANO de la ciudad de Santa Fe.

Esta iniciativa permite incorporar a la Fuerza profesionales universitarios de las más variadas disciplinas.
Mediante un Curso anual – con una etapa presencial reducida, en fines de semana y utilizando al máximo posible
el Sistema de Educación a Distancia del Ejército – egresan como Subtenientes de la Reserva de su Especialidad.

Emociona ver cómo padres de familia, destacados profesionales o importantes empresarios, dejan todas sus
ocupaciones para capacitarse en la Defensa Nacional, convencidos de que tienen mucho para dar a la sociedad y
a nuestro querido Ejército.

Son dos los ejes sobre los cuales se basa el desarrollo de las Reservas: en primer lugar, la función operacional
básica e indelegable de completar las eventuales necesidades de personal de la Fuerza en caso de conflicto, haciendo
en este caso particular énfasis en las tareas de Protección Civil y Asuntos Territoriales.

El segundo aspecto, es la importancia que los reservistas adquieren en el plano institucional: el Servicio Militar
Obligatorio, pese a que pudo ser a veces una situación conflictiva, mantenía una relación y conocimiento sobre las Fuerzas Armadas y la Defensa Nacional que se ha ido perdiendo y que es importante retomar, ya que ésta es una responsabilidad de todos los argentinos.

Los Reservistas del Ejército Argentino, ya sean profesionales, dirigentes o académicos, empleados u obreros, son
valiosos difusores de estos valores, en todos los ámbitos posibles, ya que en todos ellos están insertos.
___________________________________________________
* El Tcnl C Eduardo Manuel Stafforini es el Coordinador de Reservas de la SAM-MINDEF. Ex Jefe del Dto Reservas, EMGE. Presidente de la UNOR, es Oficial Auxiliar de Estado Mayor Especialista en Asuntos Territoriales.

SIREA – Sistema de Reservas del Ejército Argentino